Lotus INIA Basalto

Descripción

Lotus angustissimus

  • Anual
  • Ciclo inverno-primaveral
  • Florece entre la última semana de octubre y primera semana de noviembre
  • Hábito postrado en estado vegetativo y semi postrado en floración
  • Muy buena producción de semilla
  • Ideal para suelos superficiales

 

Nuestra semilla

Lotus angustissimus es una especie anual, de muy buena producción inverno-primaveral. Se comporta bien en suelos superficiales del basalto, así como en otros suelos medios del país.
INIA Basalto logra duplicar la producción anual de campos superficiales y medios, con un aporte de leguminosa que puede variar entre el 20 y 35 % de la producción total anual.

A lo largo del año el aporte de INIA Basalto es variable, comenzando a ser muy marcado en los meses de junio-julio, maximizándose en los meses de octubre y noviembre.
El valor nutritivo del mejoramiento varía en función del ciclo y la cantidad de forraje acumulado, oscilando en promedio entre un mínimo de 10% y un máximo de 20% de proteína cruda con disponibles de forraje de 2500 kg MS/ha y digestibilidades en el entorno del 65%.
Implantación y manejo de Lotus INIA Basalto.
Se recomienda sembrarlo en cobertura, temprano en otoño (marzo-abril) con el objetivo de aprovechar las buenas temperaturas para favorecer la germinación y nodulación del cultivar.
La densidad de siembra recomendada es entre 3 y 4 kg/ha. La cepa utilizada para la nodulación corresponde a la misma que se usa para Lotus Rincón, Mesorhizobium loti.
La fertilización con fosforo es fundamental y aumentara el vigor inicial. Se recomienda utilizar 80 kg de P2O5/ha en suelos sin historia previa de mejoramientos. Siempre fertilizar y re-fertilizar en base a resultados de análisis de suelo.
Durante el primer año se recomienda favorecer la semillazón del material en los meses de octubre y noviembre, con el objetivo de aumentar el banco de semillas del suelo.
Uso recomendado.
INIA Basalto tiene una muy buena adaptación a varios tipos de suelos, desde arenosos a pesados de basalto y cristalino. Se recomienda incorporarlo en suelos medios a superficiales ya que podrá colonizar los espacios libres y ser un aporte importante en cantidad y calidad al campo natural.
En campos con variados tipos de suelos podría pensarse en el uso de la mezcla de INIA Basalto con Rincón, de manera de uniformizar el aporte de materia seca que ofrece el mejoramiento.
El Lotus INIA Basalto puede jugar un papel fundamental en sistemas criadores con suelos de limitada capacidad productiva.